10 errores que puedes cometer si tienes una alimentación saludable

En el intento por comer saludable se pasan por alto una serie de detalles que aunque son fáciles de reparar, nos impiden lograr una óptima salud.

Nadie dijo que la alimentación saludable era fácil, sobre todo cuando estás comenzando a entender “qué es comer bien”. Saltarse el aliño en las ensaladas, comer las semillas enteras sin triturar o incluso combinar mal las frutas son parte de los errores comunes, por ese motivo, el portal de noticias The Washington Post, creó una lista con los10 principales errores de nutrición, todos fáciles de reparar ¡toma nota!

#1 Agregar semillas de linaza enteras a tu desayuno

Las semillas de linaza están llenas de grasas omega-3, fibra y lignanos (antioxidantes), que benefician la salud del corazón. No obstante, éstas enteras pueden pasar a través de los intestinos sin ser digeridas lo que significa que se perderán los beneficios para la salud. En su lugar, compra semillas de linaza molidas o tritúralas en tu hogar.

#2 Hacer un batido nutritivo pero es una bomba calórica

Es fácil lanzar una combinación de superalimentos en una licuadora. Los arándanos, la chía, los plátanos y la leche de coco suena una mezcla perfecta para el desayuno, pero estos brebajes pueden convertirse rápidamente en bombas de calorías. Por eso haz batidos que no sobrepasen las 300 calorías sirviendo porciones más pequeñas (alrededor de 8-12 onzas), usando más vegetales que frutas y agregando con cuidado las nueces y semillas altas en calorías.

#3 Tomar tus suplementos con café

La cafeína del café puede dificultar la capacidad de absorber algunas de las vitaminas y minerales de los suplementos que consumes, tales como calcio, hierro, vitaminas B y vitamina D. Y ojo, no sólo es el café: las bebidas como el té también contienen cafeína. Por eso, disfruta tu café aproximadamente una hora antes de tomar tus suplementos, y consume las píldoras con agua.

#4 Usar porotos enlatados para tus comidas sin carne

Los porotos son una fuente increíble de fibra y proteína, pero las variedades enlatadas pueden tener cerca de 1,000 mg de sodio por taza ¡eso es dos tercios de lo que se necesitas en un día entero! Busca latas que digan “sin sal añadida” o “bajas en sodio”. Si no puedes encontrarlas, drena y enjuaga tus frijoles enlatados, que eliminarán aproximadamente el 40% del sodio.

Lee también: 4 recetas de panqueques saludables y sin harina de trigo

#5 Si quieres reducir el azúcar, prefiere la fruta

La principal fuente de azúcar en la dieta estadounidense son las bebidas azucaradas, no las frutas. Estos refrescos no tienen nutrientes beneficiosos, mientras que la fruta tiene fibra, vitaminas y antioxidantes protectores. Además, no tendemos a comer en fruta en exceso pero sí a beber demasiada gaseosa. Elige fruta y omite la soda ¡ya!

#6 Confiarse en afirmaciones como baja en grasa’ y ‘sin azúcar’

Durante muchos años, nos hemos basado en afirmaciones de etiquetas que nos dicen lo que nuestra comida no contiene: grasa, azúcar, gluten. Es más importante observar lo que contiene la comida. Los alimentos ultra procesados ​​pueden ser sin grasa o sin azúcar, pero también cargados con conservantes o ingredientes refinados. Lee el detalle de los ingredientes y elige alimentos que estén lo más cerca posible de la naturaleza.

#7 Beber leche de almendras pero no agitar la caja de cartón

Las alternativas lácteas hechas de soya, almendras, arroz, entre varias más, a menudo se fortifican con calcio y vitamina D. Pero los nutrientes agregados no se mezclan muy bien y tienden a hundirse en el fondo del recipiente. Si bebes sin batir la caja primero, no podrás aprovechar los beneficios de las vitaminas y minerales agregados. La recomendación es agitar bien antes de servir.

Lee también: 7 recetas fáciles y saludables para llevar al trabajo ¡todas deliciosas!

#8 Saltarse el aderezo en la ensalada

Las verduras contienen vitaminas liposolubles A, E y K, y una gran cantidad de antioxidantes que requieren grasa para ser absorbidos. Si omites el aceite y el vinagre, se perderá los nutrientes claves de la ensalada. Sirve tus verduras con aderezo a base de aceite, nueces, semillas o palta para aumentar drásticamente la capacidad de tu cuerpo para absorber los nutrientes beneficiosos de los vegetales.

#9 Te pierdes los probióticos al comprar el tipo equivocado de yogurt

El yogur es leche fermentada y los alimentos fermentados contienen probióticos. Entonces, la lógica dictaría que todos los yogures son ricos en probióticos, pero desafortunadamente no siempre sucede así. Si el yogurt se ha calentado o pasteurizado, los probióticos se destruyen y no se pueden volver a agregar. Por eso, busca las palabras “cultivos activos vivos” o consulta las listas de ingredientes para conocer los nombres de los probióticos específicos (lactobacillus acidophilus, L bulgaricus, etc.) para garantizar que estás obteniendo estas bacterias beneficiosas, que ayudan a la digestión y apoyan el sistema inmune.

#10 Abastecerte con bebidas para deportistas

Las bebidas deportivas están destinadas a reemplazar los líquidos y electrolitos que se pierden cuando se suda excesivamente y son adecuados después de hacer deportes de resistencia como un juego de fútbol o una maratón. Pero el azúcar extra y la sal en las bebidas deportivas no son necesarias para el ejercicio ocasional con sudoración mínima. Después de un paseo, hidratarse con agua es la mejor opción.

Lee también: Los imprescindibles de Carolina Bezamat para tener un estilo de vida saludable

Comments

comments