Actriz se declara culpable de tráfico sexual

Es una de las actrices más queridas de la pantalla chica, tras interpretar a Chloe Sullivan, la mejor amiga de Clark Kent en la serie Smallville. Allison Mack sería parte de una secta de esclavas sexuales, desde hace muchos años. Tras ser descubierta estaría vinculada con tráfico sexual, usurpación de identidad y blanqueo de dinero. La actriz al abordar el tribunal se declaró culpable.

El año pasado se revelaron historias de mujeres que se habían liberado de la secta al interior de Nxivm, la cual es dirigida por Keith Reniere, quien es muy cercano a Allison Mack. El líder le habría pagado grandes sumas a la actriz, para que extorsionara a otras mujeres para que se mantuvieran en la secta piramidal de la que eran víctimas más de 16.000 personas.

Todos los cabecillas de la secta han sido atrapados por la policía y se encuentran a la espera de sus respectivos juicios. El caso de Mack y la presidenta de Nxivm, Nancy Salzman es similar, pues ambas mujeres se declararon culpables de haber ayudado a Keith Reiniere. Salzman estaría enfrentando entre 33 y 41 meses de prisión por conspiración para el robo de identidad y alteración de documentación.

«He llegado a la conclusión de que debo asumir toda la responsabilidad sobre mi conducta y es por eso que me declaro culpable hoy», declaró la actriz, Allison Mack a Hollywoodlife, tras pedir disculpas a su familia y a todas las personas que habría herido.

Las mujeres reclutadas por Mack eran llevadas con Keith Raniere y debían tener sexo con él. Luego iban subiendo de grado y se les marcaba con un cauterizador en la zona pélvica con las iniciales del fundador.

La actriz tenía material e imágenes comprometedoras de dos mujeres que han sido amenazadas por ella para no revelar información de la secta.«Creía que la intención de Keith Raniere era ayudar a la gente…estaba equivocada”, dijo Allison Mack en la corte, quien se enfrenta a 20 años de cárcel.