¡Adiós papiloma humano! Averigua el tratamiento que lo elimina

Es una de las enfermedades de transmisión sexual más conocidas, siendo bastante inofensiva en un inicio, de hecho puede desaparecer con rapidez, pero en casos severos tiene consecuencias terribles como el cáncer. Un grupo de investigación mexicano llevaba 20 años trabajando para lograr eliminar el 100% del papiloma humano que puede llegar a relacionar 150 microorganismos y por fin pueden decir que lo lograron.

La terapia que utilizaron para lograr eliminar el 100% del papiloma humano en 29 mujeres, quienes portaban el virus o tenían lesiones premalignas en el sector del cérvix, fue la terapia fotodinámica, que estaría dando nuevas esperanzas a las personas que padecen cáncer cervicouterino.

El tratamiento realizado por el equipo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional de México fue aplicado en dos grupos de mujeres el primero en 420 mujeres en Oaxaca y Veracruz, en el que hubo resultados bastante alentadores según el Instituto. Mientras que se hizo el 29 mujeres en la Ciudad de México, en que se observó la eliminación del 100% del papiloma humano.

“A diferencia de otros tratamientos, -el actual- únicamente elimina las células dañadas y no incide sobre las estructuras sanas. Por ello, tiene gran potencial para disminuir el índice de mortandad por cáncer cervicouterino”, reveló en un comunicado Eva Ramón Gallegos, doctora y científica de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, parte del equipo de investigación.

Tras aplicar en el cuello uterino ácido delta aminolevulínico, pudieron eliminar con un rayo láser las fallas que estaban presentando las células afectadas. Los resultados han sido increíbles pues un 85% de las terapias lograron eliminar el papiloma humano con o sin lesiones ocasionadas por el virus y un 42% de los casos pudo eliminar los microorganismos para aquellas que solo tenían lesiones premalignas en el cérvix.

“A diferencia de otros tratamientos, -el actual- únicamente elimina las células dañadas y no incide sobre las estructuras sanas. Por ello, tiene gran potencial para disminuir el índice de mortandad por cáncer cervicouterino”