¡Adiós skinny jeans! Hola a su reemplazante

Una prenda clásica nacida en los años 80, cuando todo apuntaba a que sería una gran revelación para la moda y así fue, porque casi 40 años después el skinny jeans o pantalón pitillo sigue siendo usado. Pocas encuentran un sustituto a esta ropa, que a pesar de lo que puede causar, no existe mujer alguna que nunca se haya vestido con uno, en especial si hablamos de nosotras, quienes prácticamente nacimos con el puesto.

¿Cuántos de estos jeans tienes guardados en tu armario? Seguramente más que cualquier otro tipo de pantalón, porque marcaron tendencia y lo siguen haciendo, formando parte del guardarropa de todas las mujeres, sin importar la edad, ya que ha trascendido desde hace muchos años e incluso marcó modas por sus colores y texturas.

El skinny jeans o pitillo nunca fue amigo de los profesionales de la medicina, quienes deben estar felices de que por fin está siendo reemplazado, pues ellos siempre anunciaron los daños que podía tener utilizar este tipo de pantalones. Han habido casos en que esta moda causó hinchazón y sangrado de músculo de varias mujeres. Además de que está comprobado que daña los músculos y nervios, a parte de fomentar la aparición de celulitis y estrías.

¿Cuál sería su reemplazante?

Podría ser cualquiera, pero en este caso son mucho más anchos que nuestros skinny jeans. No hablamos de los conocidos y no muy queridos pantalones de elefante, más bien de unos que son sueltos, pero no a tal extremo. Vienen en todos los colores y estampados, además que los famosos son los primeros en marcar tendencia con ellos. Tanto ha sido el cambio que los motores de búsqueda han subido más que un 200% en estos últimos meses cuando se escribe “pantalones anchos”.

🦋 @bata.italy #theexclusivecapsulecollection #ad #myshoesfirst #melissasattaxbata

Una publicación compartida por CRISTINA (@cristinamusacchio) el

Estamos buscando la comodidad frente a cualquier otro detalle, pero eso no quiere decir que estos no sean lindos, pruébalos y cuéntanos tu experiencia, si finalmente logran ser un buen reemplazante.