¿Amas viajar todo el tiempo? Felicidades, naciste con el “gen del viajero”

Hay quienes les aterra alejarse de su casa, otras que viajan frecuentemente en las medida de sus posibilidades pero también, hay un tipo de personas que se la pasa de un lugar a otro. Es como si una fuerza superior las incentivara constantemente a migrar, siendo el espíritu de muchas jóvenes de hoy en día y ¿sabes? si estás en este grupo entonces tienes el “gen del viajero”.

Porque si eres de las que compra el pasaje antes de avisar a su jefe o se las ingenia como sea para escaparse cualquier fin de semana con su novio, te revelamos que existe una variación genética que hace que tengas esa actitud tan activa. Hablamos del “gen de viajero” (DRD4-7R) propuesto por el escritor Dan Scotti, quien se basó en una variación de otro gen DRD4, llamado el “gen del vagabundo”

Si bien sus estudios indican que sí hay un sustento científico que explica las ansias por viajar, la ciencia revela que no hay un gen que lo determine pero que sí podría estar relacionar el gen DRD4 con el receptor de dopamina (el centro del placer). De acuerdo a un estudio de Salk Institute of Biological Sciences, la dopamina es la responsable de generar la motivación y el deseo, haciendo que repitamos conductas que nos proporcionan beneficios o placer.

Un exceso de dopamina estaría vinculado con el gen DRD4, el cual hace que tomemos decisiones impulsivas tales como arriesgarse a explorar nuevos lugares, personas y oportunidades pero también hay otro estudio de la Universidad de Vanderbilt que indica cómo ésta nos genera sensación de satisfacción éxtasis. 

En otras palabras, las personas con el gen DRD4 y su relación con la dopomina, tendrían mayor predisposición a los riesgos, siendo más aventureras y por ende, aficionadas a emprender un viaje tras otro. Así funciona el cerebro de alguien impulsivo, se lanza al reto sin importar el destino, tiempo o condición.

Como ves, este sería el gran motivo por las que algunas personas aman viajar. HolaMujer!

Comments

comments