¡Así no se puede trabajar! Reconoce la migraña y cómo tratarla

Puedes estar tan preocupada en tus deberes que olvidas algo tan simple como tu salud. Hay diferentes acciones que pueden estar dañando tu cuerpo y no te das cuenta, también existen una serie de alimentos que pueden desencadenar un dolor tan común, pero molesto que evita que puedas realizar tus actividades cotidianas de manera correcta. La migraña le puede ocurrir a cualquiera, pero tiene diferentes razones, las que debes conocer para evitar este molesto malestar.

Te dormiste pensando en que hoy será un gran día, ya que habrá una serie de retos laborales que debes superar. Sabes que puedes hacerlo, porque eres increíble en lo que te propones realizar. Sin embargo, hay un gran problema, despertaste con un dolor de cabeza que no te deja trabajar, más si viene acompañado por sensibilidad a la luz y sonido, la inconfundible migraña.

¿Qué desencadena la migraña? 

La migraña pueden darse por muchas razones, pero debes comenzar a preocuparte si te dan en repetidas oportunidades. Entre las razones más comunes se encuentra lo hereditario, que lamentablemente no es de gran ayuda cuando se trata de enfermedades o dolencias. También se puede deber a abstinencia de cafeína, cambios de niveles hormonales, estrés físico o psicológico, ansiedad, mala alimentación, fumar o exposición al humo del cigarro, consumo de alcohol y no dormir lo suficiente.

Hay alimentos que podrían estar afectando y son esenciales para desencadenar migrañas. Entre ellos se encuentran: Frutos cítricos, plátano, chocolate, palta, queso, cebolla, maní, nueces, semillas, tocino, salchicha, salami, vino rojo, pescado ahumado, algunas legumbres, alimentos procesados, fermentados, adobados, marinados o que contengan glutamato monosódico.

¿Cómo se reconoce?

Los síntomas de la migraña son: Escalofríos, aumento de ganas de ir al baño, fatiga, náuseas, inapetencia, sensibilidad a la luz o sonido y sudación. Pueden mantenerse incluso después de que se pase la migraña, de hecho, a esto se le conoce como resaca migrañosa y suelen agregarse síntomas como: La necesidad de dormir más, dolor en el cuello y sentirse embobada.

¿De qué manera se trata?

Los tratamientos más conocidos tiene que ver con mantener una dieta equilibrada y mejorar los hábitos de sueño, que ayudarían también al estrés y al sobrepeso. Si tienes este tipo de ataques frecuentemente es importante que vayas con un especialista. Generalmente te dan antidepresivos, algún medicamento para la presión arterial o anticonvulsivos.

Leer más:  ¡Evita la migraña o alíviala con estos tips!