¿Cómo elegir el protector solar indicado?

Como bien sabes protegernos de los rayos UV ya no es sólo importante en el verano, época en la que la playa y los panoramas al aire libre se convierten en nuestros mayores pasatiempos, sino que también durante todos los días del año. El problema, es que no siempre el mismo protector solar de tu amiga o de tu hijo es el indicado ya que el tipo de piel, la edad y el daño celular influyen al momento de optar entre uno y otro. ¿Cómo elegir el protector solar indicado? Acá te damos da algunas recomendaciones:

Fototipo

Lo primero es determinar el fototipo de cada persona, es decir, la sensibilidad  de la radiación ultravioleta (pigmentación de la piel, ojos, cabello y capacidad de broncearse)  

Grupo I: Son aquellas que quienes nunca se broncean y por lo mismo, son más propensas a quemarse e incluso a insolarse (mujeres pelirojas y ojos azules)


Grupo II: Quienes en ocasiones se broncean y se queman (rubias y ojos azules o claros)

Grupo III: Son las que siempre se broncean pero muy pocas veces se quema (ojos y cabello marrón)

Grupo IV: Indudablemente se broncean y nunca se queman (ojos y cabello negro)

Los especialistas recomiendan que el grupo I y II, deben utilizar protectores sobre los 50+ y el grupo III y IV basta con uno de 30+.

¿En qué hay fijarse?

Lo primero que debes saber es que los filtros solares no te protegen en un 100% contra la radiación ultravioleta. Por eso, no se llaman bloqueadores –como solemos decirles–sino que protectores, y es recomendable usarlos con factor solar mayor de 15. Al comprar, hay que fijarse que proteja de los dos tipos de radiaciones UV, la UV-A, que penetra en las capas más profundas de la piel y que se vincula con el fotoenvejecimiento, y la UV-B, que se relaciona con el desarrollo de cáncer de piel, explica la Dra. Michelle Robles, dermatóloga de Clínica Indisa.

  • Los componentes del filtro solar son fundamentales. Tanto el óxido de zinc como el dióxido de titanio son claves en un bloqueador porque crean una barrera protectora que hacen rebotar los rayos UV, además es ideal para aquellas que les cause irritación en la piel porque evita causar todo tipo de alergias. Por ejemplo, si posee preservantes tales como propilparabueno o metilparabueno no es recomendable por lo mismo.

Derribando algunos mitos

Dra. Michelle Robles, dermatóloga de Clínica Indisa, nos detalla:

¿Son todos iguales?

No, existen protectores solares de distinta calidad, lo más importante es que estén certificados y que se usen en la cantidad apropiada para mantener el factor solar que dice el envase; al usar menos cantidad, se diluye el factor y por ende bajamos la protección.

¿Debe aplicarse solo cuando se va a exponer al sol o durante las vacaciones?

No, el protector solar debe aplicarse durante todo el año, para protegernos de la RUV-A, que es capaz incluso de atravesar vidrio y la producen las fuentes de luz artificial, y contra la radiación UV-B, que es capaz de producir quemaduras solares, incluso en días nublados.

¿Todos en la familia pueden usar el mismo protector?

No, los adultos pueden utilizar los protectores de niños pero no al revés.

¿Usar protector solar es suficiente para evitar el daño a la piel?

No, porque ningún protector puede evitar el 100% de la absorción de radiación. Además, ninguno dura más de cuatro horas. Independientemente del factor solar, todos deben volver a aplicarse.

Dark tanned body in summer

¡No olvides!

Recuerda aplicar media hora antes de exponerte al sol y reutilizar cada tres horas o en caso de exponerse a largas horas bajo el agua. Evitar utilizar protectores del año anterior porque por diferentes condiciones de humedad o calor, pueden alterar su efectividad.

  • Es importante también tener en cuenta que no hay que dejar el envase del protector expuesto al sol y tampoco usar el del año pasado, porque con seguridad estará vencido. Además, se debe tener la piel seca al momento de aplicarlo. “Hay que usar una cantidad adecuada para que el factor solar se cumpla, que corresponde a dos milígramos por centímetro cuadrado de piel. Y son resistentes al agua solo durante 45 minutos, por lo tanto hay que reaplicarlos muy seguido”, explica la especialista.