¡Bon voyage! Cómo viajar con tu mascota

Una mascota es tu mayor debilidad, lo sabes y aún así los sigues tratando como tus hijos, es por esto que ni siquiera pasa por tu mente pasar unas vacaciones sin ellos, porque sabes que aunque los dejes en un hotel van a sufrir sin ti o mejor dicho, tú no la vas a pasar bien, porque estarás pensando constantemente en ese amiguito que te recibe con tanto amor cuando llegas a casa, estamos hablando de los perros, gatos o ratones que te quitan el sueño y te hacen mostrar miles de fotografías de ellos a tus amigos.

Nuestras mascotas son únicas y sabemos que estás buscando un lugar que acepten a tus otros hijos al momento de ir de vacaciones. “¿Se aceptan mascotas? ¿No? Gracias, pero buscaré en otro lado”, son los únicos que logran que lleguemos a casa a la hora, porque tienes que darle de comer, así que como no incluirlos en nuestras travesías, si ellos también merecen ir. Te daremos los mejores datos para viajar con ellos según cada transporte.

¿Pretendes viajar en avión?

Siempre está la duda de dónde irá tu mascota, porque temes que lo dejen con el equipaje, donde quizás que cosas les dan. Para tu tranquilidad los perros o gatos de hasta 7 kilos, contando la jaula o canil, pueden viajar en la cabina, siempre y cuando no sean menores a 8 meses y si el armazón es de material blando.

En el caso de los animales que pesen más de lo estipulado deben viajar en la bodega del avión, junto a una jaula de material duro, que no tenga espacios para que saque su hocico o patas. El peso no puede ser superior a los 32 kilos.

Para la perfecta jaula hay que medir a la mascota y comprar una que tenga el suelo impermeable, esta debe ser entre 5 a 10 centímetros más alta que el animal parado en sus cuatro patas.

Prefieres ir por tierra

En el caso que decidas ir en un bus, las normas de tránsito están a tu favor, siempre y cuando no molesten a los pasajeros, ni impidan la circulación en los pasillos. Aún así las políticas de las empresas más conocidas (pullman y turbus) no permiten animales en las máquinas. Además que según los expertos no es agradable para la mascota este tipo de viajes.

El tren tiene normas distintas a los otros dos, ya que si bien acepta animales, no deben pesar más de 9 kilos y deben viajar en su jaula o canil, que no debe medir más de 60x45x47 , además que deben estar sedados, algo que evidentemente no a todos les agrada, menos si eres amante de tu mascota. En el caso que igual lo lleves en este medio de transporte no olvides consultar a un veterinario las medidas correctas.

La mejor opción sin duda es el auto, porque puedes parar las veces que estimes conveniente y además te aseguras que va bien. Eso no impide que haya reglas que cumplir, en especial con las leyes del tránsito, sin olvidar el artículo 80 que establece que: “Se prohíbe el transporte de animales domésticos en los asientos delanteros de los vehículos. Cuando éstos sean transportados en la parte trasera de camionetas u otros vehículos abiertos, deberán ir suficientemente asegurados con arneses especiales“.

Comments

comments