¿Consumir placenta realmente es positivo?

Ser madre es una sensación que solo conocen aquellas quienes han sido. El amor por los hijos es incondicional, un sentimiento que dicen no se siente por nadie más. Harías lo que fuera por tus pequeños y entre las acciones se encuentra consumir tu propia placenta, ya que existen rumores, los cuales mencionan que es positivo para tu hijo o hija, además de ayudar a que tengan una conexión mayor contigo. ¿Será esto cierto? Tenemos los estudios que revelan la verdad sobre esta tendencia.

Los rumores en muchas oportunidades no son ciertos y van creciendo mientras pasan por el boca a boca de las personas. Finalmente un pequeño punto, puede convertirse en algo gigante cuando cada una le da otra interpretación. Entre uno de ellos se encuentran los beneficios de consumir tu placenta. En Hola Mujer nos interesa que estés bien informada y es por ello que derribaremos los mitos con información de profesionales.

Han sido distintas famosas como Alicia Silverstone, Jennifer López, Katie Holmes, Kim Kardashian, entre otras, quienes popularizaron el consumo de su propia placenta, para beneficios de la salud de sus hijos, así como la propia. La placenta es un órgano temporal, el cual se desarrolla en el útero, que proporciona oxígeno y nutrientes al feto. Si bien se habla de lo positivo que es consumir la placenta hay varios estudios y especialistas que mencionan todo lo contrario.

En Septiembre del 2016 el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos informó sobre un lactante de menos de una semana presentó la bacteria Strepococcus Agalactiae, tras el consumo de 5 días de placenta. Si bien algunos atribuyen esto al mal manejo de la madre, por la falta de esterilización de lo consumido, otros creen que es muy peligroso el consumo de esto.

“No existe ninguna demostración científica publicada que demuestre que comerse la placenta tenga algún beneficio para la madre o el niño. Muy por el contrario, se pueden producir infecciones y/o intoxicaciones por metales pesados”,confirmaron al sitio web de la Universidad de Chile las doctoras Cleofina Bosco y María Eugenia Díaz, tras realizar su investigación llamada “Placentophagy: A controversial trend”, publicada por el International Journal of Research in Medical Sciences.