Cuida tu piel del sol con estos tips de alimentación

El calor es cada vez más complejo de tratar, en especial por los rayos UV, que no solo dañan tu piel cuando hay un sol despampanante, también los días nublados. Puedes usar miles de bloqueadores pero eso no impide que tu piel se vea perjudicada. Es muy importante tener cuidado con el sol, pero también debes estar preparada para ello.

Uno de los aspectos que más debes cuidar cuando el clima es demasiado caluroso es la hidratación, pues evitarás dolores de cabeza, insolación y también cuidarás tu piel, que es comienza a resecar. En el caso que sienta que ya no tienes solución hay varias formas de hidratar la piel a través de cremas, lociones y/o con mesoterapía.

En Clínica Estética W se puede conocer la cantidad de agua corporal total, tanto intracelular como extracelular a través de una aparatología de bioimpedancia que tienes. Es una opción muy útil para analizar casos de distribución de agua corporal no balanceada para cada segmento en forma independiente, las cuatro extremidades y tronco.

El sistema de Clínica Estética W permite analizar más de 20 parámetros, entre ellos, porcentaje de grasa y musculatura por segmento lo que permite indicar un plan de entrenamiento focalizado según tu diagnóstico.

¿No quieres una intervención como tal? Sigue estos consejos de la nutricionista Carolina Hazbún de Clínica Estética W que ayudará a que cuides tu piel en este tiempo por medio de la dieta que tengas.

  1. Consumir entre 1,8 a 2,5 litros de agua al día, o sea, de 8 a 10 vasos de agua o líquidos al día. El agua puede ser de la llave o embotellada.
  2. Evitar bebidas diuréticas como el café, el mate y las bebidas alcohólicas, porque bajan los volúmenes de agua corporal.
  3. Preferir frutas y verduras con mayor cantidad de agua, como sandía, kiwi, frutillas, lechuga, pepino, entre otros.
  4. Al ejercitarse, consumir agua pura y recuperar los minerales perdidos a través del consumo de frutas como el plátano.
  5. Evitar bebidas azucaradas, como jugos néctar y bebidas gaseosas, ya que provocan mayor sensación de sed.