¡Cuidado! ¿Duermes más de 10 horas? Podrías morir pronto

Tienes claro que el sueño es algo sagrado para ti y no hay nada mejor que dormir un par de horas de más. El problema siempre está en que las horas laborales consumen mucho tiempo y te obligan a estar en pie temprano. Darías todo por quedarte en tu cama y a veces dormir por días enteros. Te tenemos una buena noticia, finalmente las pocas horas de sueño te traerán más vida, ya que un estudio comprobó que quienes duermen más de 10 horas mueren a temprana edad.

Todos los días te levantas temprano y comienzas la rutina laboral. Si te gusta lo que haces puede no ser complicado seguir esta, pero hay algo que no puedes negar que te afecta mucho más, el sueño. Si fuera por ti el trabajo empezaría un poco más tarde, para de esta manera dormir al menos 10 horas, que son esenciales. Sin embargo, esto no sería bueno, pues un reciente estudio confirmó que si duermes esa cantidad de horas podrías morir a temprana edad.

Este estudio lo realizó un equipo de científicos de la Universidad de Keele en el Reino Unido. Se dedicaron a estudiar datos de más de tres millones de personas, entre los años 1970 al 2017. Gracias a esto se dieron cuenta de un terrible problema que podría traer dormir más de 10 horas, se trata del aumento de un 44% de probabilidades para contraer una enfermedad cardiaca y un 56% de muerte por accidentes cerebrovasculares. Si esto te parece poco, también concluyeron que tienen un 30% de posibilidades de morir a temprana edad.

Esto no ocurriría para las que duermen entre 7 y 8 horas, ya que estas son más cantidad de horas requeridas por tu sistema para descansar como corresponde, sin excederte. Sin embargo, afirmó que dormir menos horas no haría el daño que todo el mundo cree. El estudio fue publicado por Sky News y ha dejado a muchas personas sorprendidas.

“El sueño anormal es un marcador de riesgo cardiovascular elevado y se debe prestar más atención al explorar la duración y la calidad del sueño durante las consultas con los pacientes”, mencionó el médico líder de la investigación,  Chun Shing Kwok, a la agencia de noticias Sputnik.