¡Deja ese cigarro! y recupera tu salud (si lo deseas)

Muchas veces te han dicho que lo dejes, pero es un placer y un habito difícil. Pero dejarlo depende solo de ti y no de lo mucho que te lo digan. Fumar es una adicción y también es un hábito. Éstas son las claves para conseguir dejarlo y lo que es igual de importante, no volver a caer.

1. Conoce el papel del tabaco en tu vida

Profundizar en qué papel tiene el tabaco en tu vida es un paso previo importante para prepararte para dejarlo. Saber qué te aporta, cuándo tienes más ganas de fumar, con qué tienes fuertemente asociado el cigarrillo… te ayudará luego a crearte tu plan para dejar el tabaco.

2. Clarifica qué quieres conseguir

 

Fotolia_72602007_Subscription_Monthly_M

Tienes claro que no quieres volver a fumar más, pero ¿sabes qué es exactamente lo que quieres? Tener una visión clara de lo que quieres conseguir es esencial y te ayuda a focalizar tu energía en esforzarte y trabajar hacia aquello que quieres. Crear tu visión de cómo es tu nueva vida sin tabaco te dará fuerza e impulso para llevarlo a cabo.

3. Cambia tu enfoque y tu actitud

La mayoría de fumadores ven el dejar de fumar como un drama, están convencidos de que va a ser un proceso muy difícil y que se lo van a pasar fatal. Verlo de esta manera no te ayuda en nada. La mente es poderosa y nuestras expectativas tienen tendencia a cumplirse… Cambia tu enfoque y tu actitud y consigue vivirlo de una manera más positiva y calmada.

4. Cree en ti

Fotolia_67622369_Subscription_Monthly_M (1)

Cómo dijo Henry Ford “Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto”. Si te propones dejar de fumar con el convencimiento de que es imposible que lo consigas, ya te digo yo que no lo vas a conseguir. Como te dije, la mente es poderosa… Cree en ti, busca tus fortalezas y tus propios recursos y convéncete a ti mismo que sí, lo puedes conseguir

5. Créate un plan de acción

Tener un plan de acción, paso a paso y muy detallado de cómo vas a vivir y qué vas a hacer durante el proceso de dejar de fumar es muy importante. Te da seguridad y fuerza para llevarlo a la práctica sin tirar la toalla. Cómo ya dijimos, fumar es un hábito y lo tienes muy asociado a distintos actos, situaciones, personas de tu día a día. Para dejar de fumar, tienes que re inventar tus rutinas, cambiar y adaptar tu día a día.

6. Mejora tus hábitos de alimentación, ejercicio y descanso

 

Fotolia_101355761_Subscription_Monthly_M (1)

Dejando de fumar estás dando un paso muy importante hacia una vida más sana. No es cuestión de sustituir los cigarrillos por el chocolate o el alcohol… Aprovecha la ocasión para mejorar tus hábitos de alimentación, ejercicio y descanso. Te ayudará a hacer el proceso más fácil, a encontrarte mejor, a gestionar tu ansiedad y a controlar tu peso. Eso sí, tómatelo cómo una oportunidad de mejora, no como otra fuente más de estrés. Tu energía debe estar focalizada en dejar el tabaco.

Fuente: alimentatubienestar.es

¿Y tú, que propones para acabar con este vicio? HolaMujer!

Comments

comments