Depresión postparto: Por lo que pueden pasar las súper mamás

No todo es maravilloso cuando decides convertirte en madre, pues hay un montón de situaciones, las cuales pueden afectar tu salud y no lo sabes. Pasas por una serie de presiones que desatan varias enfermedades, pero hay un trastorno muy complejo, que no es muy comprendido ni tratado, esto se debe al desconocimiento. La depresión postparto es cada vez más común y deberías conocer de qué se trata.

Es importante señalar que según el Ministerio de Salud la prevalencia de esta enfermedad es de un 19% en los países desarrollados. En Chile más de un 40% de las mujeres sufren de síntomas depresivo ansioso inespecíficos durante los meses después del parto y entre un 10 al 15% desarrollan un trastorno depresivo como tal.

En Hola Mujer nos preocupamos de tu salud, es por ello que deseamos que conozcas la depresión postparto y sepas lo que debes hacer y cómo reconocerla. Hablamos con Fernanda Vergara, psicóloga clínica de la Universidad Católica de Chile, quien nos explicó cómo te puede afectar este trastorno y qué debes hacer si este se presenta.

“Una depresión postparto no tratada trae consecuencias en el bebé, ya que este puede tener dificultades en el desarrollo, la conducta, el temperamento y la regulación emocional. Además de respuestas de apego inconsistentes e incluso a nivel cerebral puede causar niveles más bajos de la actividad del lóbulo frontal”, advierte la psicóloga.

¿Qué es la depresión postparto y cuáles son sus síntomas?

Es un trastorno que se presenta en mujeres que han dado a luz hace poco tiempo. No hay literatura que hable del período que dura la enfermedad como tal, pero sí que los síntomas alcanzan una intensidad máxima entre las 8 y 12 semanas después del parto.

“Puede estar presente durante el primer año de vida del bebé, aunque puede perdurar más allá. No hay evidencia que demuestre que el curso y el pronóstico de esta depresión sean necesariamente distintos al de una depresión común. Depende del caso a caso y de la gravedad de los síntomas”, afirmó la psicóloga.


Los síntomas son muy parecidos a los de la depresión común, pero se caracterizan más por el llanto, abatimiento, pérdida de apetito, problemas del sueño y memoria, fatiga, pérdida de deseo sexual e irritabilidad. También hay una vulnerabilidad emocional, ya que todo te afecta, esto provoca sentimientos de culpa, en los que constantemente te sientes una mala madre, y de incapacidad de hacer frente a las necesidades de tu hijo.

Vergara agrega que: “Hay mujeres que pueden preocuparse de manera excesiva de la salud del hijo o verse así misma como malas madres…También pueden aparecer ideas obsesivas y en casos más graves el rechazo hacia el hijo”.

¿Qué es lo que causa la depresión postparto?

Se produce por ámbitos biológicos, ambientales/contextuales y sociales/históricos. Es importante que entiendas que en la realidad están todos ligados entre sí, por lo tanto siempre hay más de uno.

En términos biológicos cuando la mujer da a luz hay un cambio hormonal, el cual produce que la madre se torne irritable, con ganas de llorar o sin ganas de hacer las cosas. Este cambio es normal, pero en el caso que se intensifique o prolongue significa que puedes estar teniendo síntomas de depresión postparto.

Ya en ámbitos ambientales/contextuales puede influir si has tenido depresión antes, pues desarrollas una vulnerabilidad para volver a tener el trastorno y al dar a luz hay grandes posibilidades de que vuelvas a recaer. También si has pasado por momentos estresantes durante el embarazo o tienes un bajo apoyo social. Todo esto se va sumando al cambio hormonal, siendo probable que desarrolles un trastorno depresivo y ansioso.

Por último en ámbitos sociales/históricos al pasar los años hay nuevos ideales de maternidad que van influyendo en cada mujer. Antes solo te daban consejos tus más cercanas, actualmente hay manuales y especialistas, los cuales provocan una presión para ser una madre ideal, la que no existe. Por lo tanto llega un sentimiento de culpa de creer que eres mala madre, el se intensifica si no tienes el apoyo de tu familia o pareja.

También Fernanda nos explica que: “Ahora la mujer tiene que cumplir múltiples roles. Ya no es solo ser buena mamá, si no que también debe ser buena trabajadora y pareja, además de una mujer independiente. Todo eso genera mucha ansiedad y puede abrumar al momento de dar a luz.

Una cosa va a la otra, porque en sí mismos los trastornos psicológicos, entre ellos la depresión, son muy estigmatizados. Entonces una mujer que se siente así no es validada muchas veces por su entorno familiar, que impone que ella debería estar feliz, provocando que ella se deprima más y un sentimiento de culpa”.

 

¿Cómo tratar la depresión postparto?

Al igual que gran parte de los trastornos todo depende del nivel de gravedad de la depresión post-parto y cuánto tiempo hayas estado o estés en estas condiciones.

“Lo primero y más fundamental son las terapia psicológica ya sean individuales o grupales  en las que lo mejor es tener una buena relación con el equipo médico tratante, quienes serán los que buscarán el tratamiento para esa mujer. las técnicas de relajación también son importantes. En el caso que sea más severo o prolongado se recomienda sumarle a estas intervenciones psicofármacos y habrá una derivación psiquiátrica, para ver si se necesita antidepresivos”.