¿Desordenada? Por esta razón no puedes bajar de peso

Si ni Marie Kondo logra que pongas en orden tu casa, entonces eres una clásica mujer desordenada. Típico, llegas cansada después de trabajar y te encuentras con platos sin lavar, una pila de ropa que dejaste esta mañana tirada mientras veías qué ponerte y un montón de papeles por doquier. ¿Sabías que tener este mal hábito puede causar que subas de peso?

¡Es increíble! En su libro “Does this clutter make my butt look fat?” (¿Este desorden hace que mi culo se vea grande?), Peter Walsh aseguró que existe una relación directa entre el orden y el peso. “Tratar mal el espacio en el que vives es tratar mal una parte de ti. La casa, la cabeza, el corazón, las caderas… Todo está conectado”, asegura en su libro.

Su hipótesis fue avalada por un reciente estudio que citó en su libro. Esta investigación comprobó que la gente desordenada come hasta un 44% más de snacks que aquellas que mantienen su casa limpia. Recuerda que el caos produce ansiedad y estrés, lo que nos lleva a comernos todo lo que tengamos dentro de la despensa de alimentos. Contrario a lo anterior, vivir en un ambiente organizado relaja, por lo que disminuye el nivel de cortisol en la sangre. 

Por ello, el autor aconseja dejar de lado el conteo de calorías y empezar a poner orden en el hogar. Terminar con el caos en tu casa modificará tus hábitos al punto en que también organizarás la forma y horas en que comes, ayudándote a bajar de peso. ¡Ya lo sabes! Si estás batallando con eliminar esos kilitos de más, deja el gimnasio y ponte a ordenar.

Leer más: Marie Kondo: ¿Ordenar te hará feliz?