¿Amante de la canela? Enfrenta el frío con esta receta

Hay muchas disciplinas en las que te destacas, siendo la cocina y la repostería dos de tus favoritas. Siempre tienes ideas para probar algo nuevo que puedas poner en el horno, en especial si hablas de algo dulce, porque como buena mujer lo prefieres antes de cualquier alimento salado. Uno de tus favoritos son los rollos de canela, que no solo los puedes comprar en pastelerías o cafeterías, también puedes hacerlo tu misma con la correcta receta.

Tienes claro que ninguna comida termina sin un merecido postre, que es lo que cambia el gusto por ese dulce necesario. También que en la hora del té es necesario comer al menos un pastelito, brownie, muffin o algo similar. Una de las mejores opciones son los rollos de canela, que se han hecho más conocidos en los últimos años, luego que la industria comenzó a comercializarlos más en tiendas dedicadas a estos. No es necesario que los compres, pues te daremos la mejor receta para meterlos al horno.

Son una excelente opción para recibir a tus visitas a cualquier hora del día y no te ocupará mucho tiempo prepararlos. Si quieres realizar 12 rollos de canela vas a necesitar para la masa: 930 g de harina panificable, 3 huevos, 37 g de levadura, 5 g de leche en polvo, 18 g de sal, 3 g de canela, 280 g de mantequilla, 390 litros de agua y 186 g de azúcar. también vas a necesitar para el relleno: 250 g de azúcar moreno y mantequilla, además de 30 g de canela en polvo.

La preparación comienza cuando mezcles todos los ingredientes a excepción de la mantequilla y el azúcar, luego que no queden partes secas debes dejar reposar en un recipiente tapado por 15 minutos. Continúas con una mano mojada realizando pliegues en la masa, hasta que sientas que pone resistencia, ahí debes dejar descansar por 15 minutos.

Mientras te encuentres haciendo pliegues recuerda añadir el azúcar lentamente con una mano. Es normal que en un inicio sientas una consistencia más dura, solo debes esperar a que el azúcar haya sido absorbido y dejar reposar por 15 minutos. La mantequilla se agrega después de esto, en pequeños trozos, mientras no dejas de plegar la masa.

Toda la masa debes colocarla en un recipiente aceitado con una tapa, para dejarla en la nevera por un par de horas, luego la quitas y dejas por 30 min a temperatura ambiente. El relleno se realiza mezclando todos los ingredientes y luego dejarlo por unos minutos.

Llegó el momento en que formes los rollos, primero esparce harina en la mesa, luego estira la masa con el rodillo haciendo un rectángulo de no más de 5 mm de grosor. Coloca el relleno sobre este dejando una franja de 1 cm, pero sin dejar en los bordes. Enrolla la masa, terminando en el extremo que dejaste sin relleno y corta en rollos de no más de 2 cm de grosor.

Finaliza colocando los rollos en una bandeja con papel mantequilla, espera a que crezcan un poco, notando que estén frágiles. Luego llévalos al horno con 180º durante 12 minutos, esperando que estén un tanto dorados, deja que se enfríen un poco y listos para servir.  

Comments

comments