¿Jugaste Sims? Eres más feliz y saludable

Seguramente conoces Los Sims, ese juego de computador que no solo marcó los 2000, también ha trascendido en el tiempo y ahora puedes ver a tus primas o sobrinas menores entreteniéndose, armando casas o con la vida cotidiana virtual. Si tu madre trató de quitarte este juego, porque pasabas mucho pegada a la pantalla te quitó horas de felicidad. Así es, eras más feliz disfrutando de Los Sims, de hecho hay un estudio que lo comprueba, mencionando que esas horas decorando tu casa virtual o enviando a trabajar a tus sims te hacían sentir mejor e incluso, más saludable.

Eras la dueña de la ciudad, construías lo que se te ocurriera y eliminabas lo que no te gustaba, una especie de dictadora, que podía hasta matar a los personajes, porque se aburría de ellos y así crear unos nuevos que usaran esa casa, que estuviste construyendo y decorando por horas. Los enviabas a trabajar en lo que te atraía y tratabas de subir los puntos de lógica o creatividad, para que le dieran un ascenso. El mundo real es un poco más complicado que eso y por ello Los Sims es tan popular, ya que logra un mundo virtual a tu medida, por lo tanto, te hace feliz.

sims

Los Sims cumplió hace unos días 18 años, sí ya es mayor de edad. Tiene muchas versiones para las diferentes consolas, aunque haya iniciado en un computador cualquiera, adueñandose de casi toda tu memoria RAM. Cada vez más parecido a la vida como la conocemos y eso es lo que más atraía a sus consumidores.

El psicoanalista Steve McKeown, fundador de Mindfixer y dueño de “The Mckeown Clinic” dijo al portal UNILAD: “Es una forma en la que podemos vivir una vida alternativa exactamente de la manera que queremos”, también agregó que: “Los Sims puede permitirle a una persona escapar de la normalidad social, sus presiones y tensiones que prevalecen en el mundo real, le permite al jugador crear una realidad perfecta en la que juegan el personaje principal y tienen control total sobre el resultado”.

sims

Algunos pueden creer que jugar Los Sims no es muy positivo, ya que no te  ayuda a enfrentar la realidad, pero la verdad es otra. El escapismo no necesariamente es algo malo, además que es muy importante desarrollar nuestra creatividad y que mejor que en un mundo virtual guiado por ti. Por ello, este juego también ayuda a que conozcamos partes de nuestra personalidad que no sabíamos que existían.

“Divertirse a través de la creatividad es una actividad muy saludable que hace realmente feliz al cerebro”, explicó el psicoanalista. Así que ya sabes que al jugar este entretenido juego, no solo estimulabas tu imaginación y conocías parte de tu personalidad, también te hacía realmente feliz construir alguna de las mansiones usando “klapaucius”, “rosebud” o “motherlode”. Quien dice que no usó alguna de las claves, nos atrevemos a decir que fue la única, ya que nos hacían tan felices como el juego mismo.

Comments

comments