¡La imperfección ideal del Wabi sabi! Un estilo que debes probar en tu hogar

Está llegando el fin de semana y tienes un poco de tiempo para arreglar tu hogar, así dejarlo de una manera más presentable para tus próximos invitados. Te han contado mucho del Feng Shui, pero debes saber que es importante complementar esto con diseños que no quitaran la buena vibra de tu entorno. Un estilo que cualquiera puede realizar en su casa es el wabi sabi, el que te ayudará a usar cosas antiguas, que tenías olvidadas como un elemento de decoración.

Es común que tratemos de usar diferentes técnicas traídas de varias partes del mundo para distintas actividades, ya sea deporte o tips de belleza, hasta algo tan trivial como la decoración. Existen millones de estilos que puedes aplicar a la decoración interior de tu hogar, la mayoría de estos suelen tener un precio mayor, pero hay uno que es bastante simple y te hará valorar la imperfección, viendo esta de otra manera. Hablamos del estilo wabi sabi.

Es un estilo que proviene de Asia, específicamente en Japón, donde juntan wabi sabi que es la soledad de vivir en la naturaleza con Sabi que se entiende como algo marchito. La combinación de ambas palabras, wabi sabi,  significa algo positivo, es más bien la belleza de lo que es imperfecto, defectuoso o inacabado, que finalmente es bastante excluído en los estilos de decoración comunes, que lleva a una relajación en el ambiente.

Una de las grandes cualidades que tiene este estilo es que deja fuera los excesos y trata de demostrar los espacios más abiertos. Toma lo simple que puedes tener en tu casa, que a veces puede ser imperfecto o incluso que esté roto, como una pieza de decoración ideal para alguna de tus habitaciones. En Hola Mujer te daremos algunos tips para lograr el wabi sabi en tu hogar.

  • Utiliza colores simples
  • Olvida la extravagancia
  • Lo poco es mucho
  • Juega con las texturas de paredes y suelos
  • Integra naturaleza en tu hogar
  • Evita la perfección

Leer más:  ¡Una casa en armonía! Sigue los consejos del Feng Shui en invierno