¡La Reina nos ha engañado! Usa una mano postiza

Los inventos se hicieron para hacer más sencillos trabajos que te pueden quitar mucho tiempo o cansan demasiado a la persona que los está efectuando. Siempre es bueno agradecer a aquellos que se han esmerado con distintas ideas que nos hacen la vida más fácil. Alguien que tiene que prender una vela a los avances es la Reina Isabel II, quien usa una mano postiza, que facilita su trabajo y le ha ayudado a seguir con su reinado durante todos estos años.

Antes de Catherine Middleton o Diana Spencer se encuentra la Reina Isabel II es la monarca más querida del Reino Unido en comparación a sus antecesores, ya que se ha mostrado más cercana y para muchos es más auténtica. Al saludar a su público no era del todo natural según declaró su hija la Princesa Ana, pues la Reina tiene una mano postiza, que seguramente nunca te diste cuenta que la ha usado, pero sin duda es su gran aliada.

En el especial “Queen of the World” de la cadena ITV, que será transmitido por HBO en Estados Unidos la Princesa Ana reveló uno de los secretos de los implementos que usa la Reina Isabel II para no perderse ningún evento a pesar de los 92 años que posee. Se trata de una mano postiza que utiliza para no desgastarse al momento de saludar a multitudes, como debe hacer en gran parte de los eventos en los que participa.

La mano postiza fue regalada a la Reina hace años por un grupo de estudiantes australianos, pero se trata más de un guante mecánico en una palanca de madera, que es muy útil para usar al momento que debe saludar a las personas desde su automóvil. Es muy útil para no exigir tanto movimiento de su mano. Sin embargo, es un secreto que ha sido bien guardado en el castillo de Balmoral, en Escocia, ya que no ha sido usado en un acto público, siendo un chiste familiar recurrente, según la Princesa Ana.

“Se podía ajustar el extremo de la palanca y que la mano se moviera de un lado para otro. Pensaron que sería algo atrevido, pero Su Majestad estaba encantada”,explicaba la hija de la Reina Isabel, acerca de la mano postiza de su madre.