Lady Di sufría de bulimia y ansiedad antes de casarse con el príncipe Carlos

A pocos meses de que se cumplan 20 años de su fallecimiento, Diana de Gales continúa más vigente que nunca en los medios de comunicación, siendo de gran interés su vida familiar e íntima. Es que precisamente el diario británico Daily Mail publicó la transcripción de unas grabaciones hechas por la princesa en 1991, y en las que se revela que Lady Di padeció bulimia y ansiedad por la tensión que le provocaba su relación con Carlos de Inglaterra.

De acuerdo a lo publicado por el medio, sus complejas enfermedades comenzaron a afectarle a los 19 años, justo en el momento que se hizo público el compromiso real en febrero de 1981: “Recuerdo la primera vez que me provoqué ese mal. Estaba emocionada porque pensaba que era un modo de aliviar la tensión”, relata la princesa en ese entonces cuando su matrimonio con el heredero al trono británico ya se estaba desintegrando.

1497263568_376009_1497263777_sumario_normal_recorte1

Diana dice en las grabaciones que la bulimia comenzó una semana antes del compromiso: “Mi marido puso una mano en mi cintura y dijo: ‘Un poco gordita por aquí ¿verdad?’. Eso disparó algo en mí” y agrega, “la primera vez que me midieron para el vestido nupcial tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé, medía 60 centímetros”, recuerda la princesa en dichas cintas.

Cabe recordar que una década después el matrimonio ya estaba en sus últimos momentos ya que el príncipe había retomado su relación con Camilla Parker-Bowles.

También describe un ataque de bulimia la noche anterior a su boda, la que describe como “su última noche de libertad” ya que pese a estar enamorada y que todos estaban feliz por la unión, ella estaba muy nerviosa: “Sentí que era un cordero en dirección al matadero” (…) “Mientras caminaba hacia el altar, la estaba buscando -a Camilla Parker-, sabía que estaba allí”. Y finalmente la encontró entre los invitados.

Lee también: Príncipe Harry tiene el mismo corazón noble de su madre y esta imagen lo afirma

Sin embargo, sus primeras semanas de matrimonio fueron las más críticas; estaba muy triste y su delgadez empeoraba cada vez más: “Estuve muy deprimida, y traté de cortarme las venas con cuchillas de afeitar. Llovió, llovió y llovió”, recuerda de su estancia de agosto a octubre de 1981 en Balmoral (Escocia).

Otra de las cosas que se puede escuchar en la grabación son las fuertes nauseas que sintió durante su  primer embarazo, lo presionada que se sentía por la prensa y su depresión post parto. HolaMujer!

Comments

comments