“Soy madre, no esclava” La carta que revolucionó Facebook

Ser mamá tiene una parte buena y una mala. La buena son esas pequeñas alegrías, momentos inolvidables y risas que nos enorgullecen pero la mala es que, desafortunadamente, es un trabajo agotador que demanda mucho tiempo. Cuidar, alimentar, mudar y limpiar sus juguetes es un esfuerzo diario que “no necesariamente significa que se debe dejar la vida en pausa”.

Al menos, esto es lo que piensa una bloguera australiana Constance Hall, mujer de 32 años que hace un tiempo atrás se convirtió en madre de gemelos y decidió compartir su experiencia a través de Facebook. En su post, ella explicó que ser madre no significa ser esclava de sus hijos y así, con el resto de las responsabilidades como esposa. “Ser una buena madre, esposa o humano no significa pasar la eternidad limpiando tu casa. Si dejas de ver demasiado tiempo a tus amigos, ellos van a empezar a hacer su vida sin ti. Confía en mí”, afirma.

Y la carta continua…

“A la mujer en el parque, mirando su teléfono, haciendo caso omiso de sus hijos. Yo te saludo. Por no dar la percepción pública de que deberías estar ‘encendida’ 24 horas al día. Porque no te importe lo que un grupo de ‘madres vigilantes’ piense.

A la mujer con montones de platos por lavar que cruza la puerta de su casa sin titubear para ir a tomar un café con sus amigos. Yo te saludo. Ser una buena madre, esposa o humano no significa pasar la eternidad limpiando tu casa. Si dejas de ver demasiado tiempo a tus amigos, ellos van a empezar a hacer su vida sin ti. Confía en mí.

A la mujer que después del parto espera pacientemente a que le receten antidepresivos, yo te saludo. La depresión postnatal es una puta grosería. Todavía estás lidiando con ella cuando tus hijos crecen, no confundas la depresión con no luchar, tú has tomado medidas y ante mis ojos pareces una reina.

12744503_1090590074319150_6666604426240993897_n-e1460732845576

Con demasiada frecuencia, fuerza y debilidad se confunden, la fuerza está en pedir ayuda. Eres  fuerte. Muchas mujeres están pasando por la misma situación, sólo por no hablar de ello.

A la mujer que no perdió todo el peso que ganó en el embarazo, yo te saludo. Ser madre es un nuevo trabajo de 24 horas que no pagan y no terminará por alrededor de 20 años; no es un buen momento para renunciar a la comida. Come todo el pastel que quieras y manda al carajo a cualquiera que se atreva a decir algo. Tu cuerpo después del parto no es un asunto público, así que no tomes en cuenta los comentarios que hagan al respecto”.

Su carta causó tal revuelo que ya tiene más de 279 mil “me gusta” y no sólo eso, porque además se ha compartido más de 134 mil veces lo que revela que son muchas mujeres que piensan lo mismo. ¿Y tú, qué opinas de esta carta? HolaMujer!

Comments

comments