¡Ojo! Nunca le des estos 6 alimentos a un niño menor de 2 años

En ocasiones, las madres primerizas no saben qué cosas deben comer los niños. Por eso, optan por los clásicos colados que venden los supermercados. Sin embargo, si tienes un pequeño, piensas en tenerlo o quieres que él incursione en nuevos sabores ¡ten ojo! Un niño menor de dos años nunca debe comer estos alimentos.

Sal

Puede ser que encuentres una locura cocinar sin sal. Cuando le prepares distintas papillas a tu pequeño y las pruebes, las encontrarás terriblemente desabridas. Sin embargo, la sal en exceso es muy dañina para los niños. Con el sodio que hay en los alimentos y el que está presente en la leche tienen suficiente.

Bebidas

Si eres fanática de las bebidas de cola o refrescos azucarados, es posible que -cuando tu pequeño te vea tomarlas- él también quiera un poco. ¡No le des! La cantidad de azúcar que tienen, además de cafeína, colorantes artificiales y edulcorantes afectarán su ciclo del sueño, lo pondrá irritable, perderá el apetito y puede inducir a la obesidad.

Maní

En realidad cualquier fruto seco está totalmente prohibido. Además de producir alergias, este alimento es una de las causas más frecuentes de atragantamiento infantil. Por eso, los pequeños no lo deben consumir hasta por lo menos su cumpleaños número cinco.

Miel

Muchas personas no lo saben, pero este alimento puede causar botulismo al contener la bacteria Clostridium botulinum. Si -luego de comer miel- tu pequeño se intoxica con ella, debes llevarlo inmediatamente a un hospital pues puede tener consecuencias mortales. Algunos de los síntomas son: Ver doble o borroso, caída de los párpados, dificultad para hablar o tragar, boca seca y debilidad muscular.

Golosinas

En realidad cualquier azúcar procesada o edulcorantes. Si vas a darle a tu pequeño un postre de fruta no es necesario que le añadas ninguno de estos alimentos. Además, las golosinas -en cualquier formato que vengan- están repletas de calorías vacías (es decir, que no aportan ningún nutriente), colorantes y azúcares saturados. ¡Ojo! Los pequeños tampoco pueden comer goma de mascar o snacks como Doritos, Ramitas, Papitas Fritas, etc.

Salchichas

No solo son una fuente de carne procesada, lo que quiere decir que están llenas de nitratos, sodio y grasa, sino que facilitan el atragantamiento. Aunque son fáciles de preparar y los niños las adoran ¡ten cuidado! Si se las das, procura cortarlas en pedacitos muy pequeños y cocinarlas solo en ocasiones especiales.

Leer más: ¿Tu hijo usa collares de ámbar? ¡Cuidado! Puede ser mortal