¡Pobres pero fieles! La falta de recursos nos hace monógamos

Eres de las que han tenido la mala suerte de encontrar una pareja, la cual te ha engañado con alguna otra mujer. No eres la única, pues existen miles a quien les pasa, al igual que otras que han sido infieles. Según un investigador, quien se apoyó en otros estudios, esto es una realidad que no todos tienen por faltas de recursos y tiempo, pero en el caso que lo tuviesen lo serían, finalmente que “los humanos somos monógamos por pobres”.

Cuando te dicen que aproveches la vida, pues es una sola, sabes que es un excelente consejo, si es que no tuvieses que trabajar para pagar deudas, porque el tiempo no es infinito para descansar y hasta para disfrutar la vida necesitas dinero para solventar este descanso. Todo sería diferente si hubieses nacido millonaria y hasta tus costumbres cambiarían según un investigador que afirma que quienes tienen más dinero y tiempo suelen dejar de ser monógamos.

El presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología, Manuel Lucas Matheu, tras revisar los estudios del antropólogo George P.Murdock en los que se analizaron más de 800 sociedades a lo largo de la historia del ser humano, solo un 20% resultaban ser monógamos. Por lo mismo aseguró que quienes tienen menos dinero están obligados a serlo, mientras que si ves a los de mayor estrato socioeconómico suelen ser más polígamos.

La razón es muy simple, se trata de los recursos económicos y del tiempo, pues quienes tienen menos dinero deben trabajar para conseguirlo y no les alcanza para tener vidas paralelas. Lo mismo ocurre con el tiempo, pues al no tener el tiempo necesario para compartir con la persona, debido al trabajo y a su familia o pareja, finalmente se vuelven monógamos. Sin embargo esta teoría Manuel Lucas Matheus afirma que podría haber variantes según estratos sociales, religiosos, sociedades y regiones en las que se encuentren estas personas.

“Los que no somos ricos no podemos ser monógamos secuenciales porque separarse y divorciarse conlleva un enorme daño económico. Y la poligamia también es muy cara, ni tú ni yo nos la podemos permitir”, explicó el presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología.