Incio / Familia / Sí es posible viajar sola aunque estés casada (y fortalece tu relación)
preview-7426360-650x341-98-1472949992

Sí es posible viajar sola aunque estés casada (y fortalece tu relación)

Muchos creen que la edad perfecta para viajar es estando jóvenes porque más tarde una vez casadas y con hijos, todo resulta mucho más complejo. Sin embargo ¿quién dijo que debía ser todo tan estricto, si hay algo que puede hacerte feliz incluso si estás casada? Viajar sola aunque estés casada puede ser mal visto y esto es parte de lo que le ocurrió a una mujer que, cansada de dar explicaciones a sus amigos y conocidos, decidió enviarles un mensaje:

“Antes de nuestro matrimonio, había salido con mi futuro esposo durante 11 años y a menudo viajaba sola. Esto no incomodaba a nadie. Sin embargo, desde que nos casamos, parece que a todo el mundo le importa esto. Ya me harté de ese tipo de preguntas y escribo este post como respuesta a todos los curiosos”, comienza explicando.

Ella junto a su actual marido comenzaron a salir en abril de 2005 cuando ambos tenían sólo 15 años. Pasaron dos meses y ella, sola sin sus padres, se fue por un mes a Villa del Totoral, Argentina, lugar donde aprendió a crecer como persona: “Este viaje me hizo madurar. Antes dependía de mi familia, me alimentaban, entretenían y decían qué hacer y a dónde ir. De pronto me di cuenta: yo misma creo mi realidad. Entendí que los viajes a solas fomentan mi confianza, fuerza de voluntad y me permiten crecer y perfeccionarme”, relata.

Greek amphitheater in #Siracusa with my own Siracusa #Sicily

Una foto publicada por Ali Wunderman (@aliwunderman) el


Tras eso, la mujer comenzó a viajar más seguido, convirtiéndose parte de ella y su deseo de explorar el mundo sola crecía y siempre encontraba apoyo del lado de sus amigos, su novio y familia. Sin embargo, cuando intercambió anillos con su pareja y pusieron sus firmas donde se debe, la actitud de los demás cambió drásticamente. No fue su marido el que dejó de apoyarla, sino sus amigos y conocidos quienes dejaron de entenderla.

“Justo después de la boda iba a emprender un viaje a la jungla de Centroamérica para reunir material para «Naturalista», mi revista dedicada a la naturaleza salvaje. Estaba increíblemente feliz por el viaje que me aguardaba. No lo consideraba como una traición hacia mi familia pero así fue como lo tomaron los demás”

Estaban verdaderamente pasmados, cuenta la mujer. «Y qué ¿acaso te permite viajar tanto?», me preguntaban. Como si estuviera discapacitada y mi marido respondiera por mis acciones. «¿No te da miedo que te deje mientras estás de viaje?», preguntaban otros. Mmm, gracias por la advertencia pero seamos realistas. Si está dispuesto a huir sólo porque me ausento algunas semanas de la casa, no es la persona con la que quiero recibir mi vejez.

Adventuring with Trail Mavens is in-tents

Una foto publicada por Ali Wunderman (@aliwunderman) el

Y la carta continúa… “Me da curiosidad: si mi marido fuera él que viajara, ¿también se lo estarían preguntando? Estoy más que segura que no. Si el hombre viaja durante meses, nadie le dice nada y así ha sido siempre: empezando por los vikingos y sus campañas militares y terminando por los directivos modernos. Pero la gente no está preparada para la idea de que la esposa es la que puede ir de viajes de negocios”, argumenta convencida.

Fueron tantas las preguntas que éstas comenzaron a ofenderla. “Sí, me hieren y mucho. Empecé a dudar que mis viajes fueran tan importantes si todos a mi alrededor, incluso aquellos cuya opinión respeto, creen que debo estar en casa. ¿Tal vez para nuestro matrimonio sea necesario que me quede siempre en casa? Pero… ¿a qué me dedicaría entonces?

La mujer actualmente trabaja como periodista freelancer, para su propia revista «Naturalista», razón por la que viaja y planea continuar para lanzar su negocio, sin mencionar que adora viajar por el mundo. ¿Sería nuestra relación más fuerte si me quedo en casa como atada? y su respuesta es bien firme: NO, ¡no lo sería!

“Escribo esto en una pequeña cafetería llamada «Eva» en el pueblo de San Ignacio en Belice. No porque «haya dejado solo a mi pobre esposo», sino porque cuando hago algo que me llena de felicidad, soy capaz de darle a él y a nuestra relación mucho más. Y también, al final de cuentas, adoro viajar sola. Me gusta que sólo puedo contar conmigo misma, me gusta resolver problemas inesperados y me gusta hacer nuevos amigos. Una ama de casa ideal al estilo de los años 50, no aplica para mí”, afirma.

San Pedro from the sea #glamshot #belize

Una foto publicada por Ali Wunderman (@aliwunderman) el


Y finaliza invitando a todos a realizar sus sueños, estén casados, comprometidos o solteros “tenemos que tener la oportunidad de hacer lo que nos llena de felicidad. Si el matrimonio se vuelve un impedimiento para realizar tu sueño, quiere decir que en tu vida algo salió mal. Y agrega que seguirá viajando sola ya que sólo bastará una red telefónica para mantener su relación: “soy feliz porque nuestra relación es solo nuestra elección. Y nadie me puede quitar esta libertad”. concluye.

Muchas mujeres pierden su independencia producto del matrimonio, limitándose por el que dirán o porque creyeron que “ya pasó el tren”… y tú ¿qué opinar de estas palabras? HolaMujer!

Fuente: Genial.Gurú

Comments

comments

Mira también ...

hijo favorito

¡No lo niegues! Según la ciencia los padres sí tienen un hijo favorito

Facebook Twitter Pinterest WhatsAppLo sospechaste cuando pequeña y ahora que eres madre ¿eres capaz de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu Title
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE