¡Prepárate! ¿Se parece tu jefa a Miranda Priestly?

¿Tu jefa te provoca dolor de cabeza? No es que te llene de trabajo, más bien su actitud te causa terror, por lo que la rutina laboral es cada vez más complicada. ¿Le encuentras un parecido a Meryl Streep en “El Diablo Viste de Prada”? Tal vez no quiera ser perversa contigo, más bien desea que mejores en todos los ámbitos. Además debes agradecer que es directa, pues no todas las personas lo son y es mucho mejor alguien que te diga las cosas a quien esté hablando de ti constantemente a tus espaldas sin que lo sepas.

No puedes olvidar a Miranda Priestly, la jefa de Anne Hathaway en una de las películas que tuvo mayor éxito, no solo por la ropa, diseñadores, actores e historia, también por el personaje de Meryl Streep, que no era una jefa cualquiera, era una mujer del imperio de la moda, fuerte, independiente y muy dura, aunque en el fondo una buena persona.

Frases como: “Eso es todo”, “los detalles de tu incompetencia no me interesan”, “por favor, aburre a alguien más con tus preguntas” o “tenía esperanzas, Dios me alimentó de ellas, y bueno, has acabado por decepcionarme”, son las que nos recuerdan a Miranda, pero ¿Qué tan parecida es tu jefa a alguien como ella? Te daremos algunos rasgos que debería tener en ese caso y tips para sobrellevarla.

No sabe de tu existencia

Puedes llevar años trabajando en el mismo lugar y tu jefa no tiene idea de tu nombre aún, tal vez todavía te llama como su primer empleado o les coloca números, porque realmente no le interesa relacionarse contigo.

Aún así te hace trabajar 24/7

No te conoce cuando es momento de compartir en la oficina, pero es experta en pedirte cosas y pobre de ti si no las cumples. Te llena de trabajo todo el día y no le importa que te quedes hasta muy tarde o que te haga trabajar los fines de semana, mucho menos si es tu cumpleaños.

No le importa tu esfuerzo

Siempre se encuentra muy ocupada haciendo sus cosas, pero a la hora que te desvives haciendo lo que ella quiere, como ella quiere, no es capaz de decir un simple gracias, porque para tu jefa ese es tu deber y por ello te paga.

Experta en reconocer tus fracasos

Puedes esforzarte todo el año sin cometer ningún error, pero a la hora de que algo salga mal te lo refriega en la cara y duda de tus capacidades en general. También, puede que tu jefa te ponga a prueba después de eso, entregándote el doble de trabajo que tenías antes.

¿Cómo te preparas para alguien así?

jefaSabes que aunque sea muy cruel contigo es tu jefa y debes mantenerte ahí por necesidad, por lo tanto sigue esta pequeña lista de cosas que debes hacer para que no tengas problemas con ella.

-Respira profundo antes de emitir cualquier juicio de valor.

-Anticipa las necesidades de la jefa.

– Estudia la industria en la que trabajas.

-No des excusas, busca soluciones.

– Aprende a decir no, cuando estés colapsada de labores.

– Sé eficaz.

No hagas lo que no te gustaría que te hicieran

Si eres tú la jefa que estamos describiendo recuerda que la vida siempre da vueltas y quizás en un futuro necesites ayuda de alguna de tus trabajadoras. Es importante valorar el trabajo de todos, porque el triunfo se saborea mejor cuando se comparte y recuerda que es sencillo ser jefa, pero tú debes ser una líder.

Comments

comments