¿Problemas con el sodio? Prueba la dieta DASH

Los lunes son días importantes para todas las personas, porque significan el comienzo de algo, esto se debe a que la mayoría comienza a hacer las cosas en este día. Es muy común escuchar que se inicia alguna dieta el lunes y ésta puede ser tu oportunidad de comenzar una que no es tan conocida como otras. La dieta DASH, a diferencia de otras tiene un objetivo muy diferente en el que se reducirá tu presión arterial.

La dieta DASH (enfoques dietéticos para detener la hipertensión) es perfecta para controlar la presión arterial alta, enfocado los alimentos que debes comer en aquellos que tienen contenidos más bajos en sodio, pero se conforta con aquellos nutrientes como el potasio, magnesio y calcio que bajarán la presión arterial. También es una excelente opción para prevenir otras enfermedades.

¿Cuáles son los alimentos fundamentales para esta dieta?

Las frutas, vegetales y lácteos son los pilares dentro de la dieta DASH, mientras que los cereales integrales, pescados, frutos secos y pollo se deben servir en pequeñas cantidades. Dentro de la dieta también puedes consumir carnes rojas, pero en pequeñas porciones

Los vegetales deben estar en al menos en 4 porciones del día, usando el 70% de tu comida, pues de esta manera evitarás que las carnes rojas sean las protagonistas.

En el caso de las frutas dejalas para tus horas de colación o en la mañana, pues en el desayuno siempre son una buena opción, pero debes tener cuidado con la cantidad de azúcar. En el caso que desees una enlatada debes ver que no tenga azúcar agregada.  

El yogurt y la leche también participarán al menos 2 veces al día, pero debes revisar que sean bajos en grasas. Eso si trata de evitar el queso, pues suelen tener mucho sodio.

En el caso de las carnes rojas y blancas, no se aconseja de tener más de 6 porciones a día y en el caso que sea pollo debes quitar las grasas y piel. Trata de hornear o asar tu proteÍna.

¿Qué otro beneficio tiene?

La dieta DASH no solo va a ayudar con la presión, también se relaciona con la prevención de enfermedades como: Cáncer, osteoporosis, enfermedades cardiacas, diabetes y accidentes cerebrovasculares.