¿Quieres un rostro delgado? La solución está en el maquillaje

Es un hecho que el año cada vez se pasa más rápido mientras una se hace más vieja. A veces te despiertas y te das cuenta que ya pasamos hace dos meses la mitad de año, por lo tanto las vacaciones están esperando por ti. No te asustes, comienza la molesta dieta y mientras tanto puedes arreglártelas para que tu rostro luzca más delgado ¿cómo? Te preguntarás, con las maravillas del maquillaje, que nunca defrauda.

Hay cosas que tienes muy claras cuando vas a salir, ya sea de día o de noche. Una de ellas es la importancia del maquillaje en ambas ocasiones, pues los colores cambian según el horario que salgas. Sin embargo, el maquillaje no solo te hará lucir maravillosa, también puedes usar ciertas técnicas para realizar ciertos efectos en tu rostro. El más común y utilizado en los últimos años es aquel que te hace lucir más delgada.

Todo es posible y más si llevas maquillaje en tu cartera, pues hace maravillas cuando más lo necesitas. Puede hacer que luzcas como una verdadera diosa si lo utilizas bien, además de usar diferentes técnicas para parecer que estás más delgada. Con estos trucos podrás decirle adiós por un momento a esas molestas dietas que no son del agrado de nadie que está disfrutando el invierno como corresponde, llena de postres.

Contouring

Es una de las técnicas que más se utilizan para lograr el efecto de que tu rostro se vea más delgado. Si lo quieres realizar solo necesitas iluminador y un bronzer, los que te ayudarán a crear esos ángulos perfectos, además que gracias a las sombras te harás más fanática de está técnica, superando incluso a las Kardashians.

Delineador

Si bien no ayudará a que te veas más delgada como tal, pero ayudará a que se concentren en tu mirada, antes que cualquier otra facción de tu rostro.

No olvides la papada

Es odiada por muchas y sabes que es complejo que no se note, pero para tu buen suerte existe el bronzer, que te ayudará a que pase desapercibida.

Hay un orden

Nunca olvides que para maquillarte siempre debes comenzar desde el centro de tu rostro, comenzando con la nariz y así poco a poco hasta los pómulos.