Sexo y lugares incómodos: una pésima experiencia

La adrenalina de tener sexo en un lugar no apto para ello es lo que nos motiva a hacer estas locuras que finalmente terminan siendo un incómodo momento.

En un intento de hacer lo mismo que en las películas románticas y tratando de parecer sexy y divertidas. Finalmente termina todo en algo que realmente no nos esperábamos, un desastre total y algo que mata las pasiones a cualquiera.

De todas maneras hay que atreverse a experimentar y buscar nuevas formas de salir de la rutina, aunque en el intento no logramos resultados satisfactorios, a final de cuentas no resulta ser algo tan malo, pues se terminan convirtiendo en una divertida anécdota.

Aquí te dejamos una lista de lugares muy incómodos para tener sexo en caso de que se te haya ocurrido hacerlo en alguno de ellos, te avisamos antes para que no mueras en el intento.

 

  • ASCENSOR: ¿Quién no ha visto una película en que los personajes terminan teniendo sexo en un ascensor? A lo 50 sombras de Grey. El problema está en que prácticamente todos los ascensores tienen cámaras de seguridad, lo más probable es que luego aparezcas en páginas porno siendo famosa. Además aquí se corre mucho riesgo de que alguien te encuentre teniendo sexo, y los viajes son tan cortos que seguro no alcanzas a disfrutar nada.
  • LA PLAYA: Un clásico, romántico y todo lo demás, pero muy incómodo si no tienes una manta o algo para poner por debajo, y aunque la tuvieras, el viento levanta la arena y finalmente terminas con apariencia de pollo empanado, llena de ella.
  • DUCHA O TINA: En las películas románticas se esmeran por mostrarnos de forma maravillosa, perfecta y cómoda el tener sexo en espacios como la ducha, las que normalmente son pequeñas y que solo entras tú, ahora imagínate con otra persona, tendrías que dejar una pierna o la mitad del cuerpo afuera y tratar de no perder el equilibrio, además, ¿donde te apoyas?
  • CARPA PARA ACAMPAR: Si no tienes un colchón inflable para tener sexo, será muy incómodo, porque aunque pongamos una manta, el piso es durísimo y sumándole a todo lo que uno se mueve, el dolor de espalda y rodillas será horrible al día siguiente. Encima de eso, las “paredes” de una carpa son de tela, se escucha todo afuera, por lo que no existe la privacidad, y ni hablar de  tener sexo en verano, ¡Te mueres de calor!
  • AUTO: Obviamente nos referimos a los autos normales, no limusinas. Es tan incómodo que no tienes donde ubicarte, te doblas como si fueras la mujer flexible y al final resulta ser doloroso.
  • CAMA DE UNA PLAZA: Más apretado que una lata de sardina, es imposible moverse allí, son tan pequeñas que quedas totalmente apretado y por si fuera poco, suenan hasta por el movimiento más pequeño.
  • BAÑO PÚBLICO: Bueno, acá no hay mucho que decir, es obvio que estará sucio y lleno de bacterias, simplemente poco higiénico. Además de incómodo y una muy mala idea.