¿Tienes granos en los brazos? ¡Esto podría estar pasándote!

De seguro has escuchado hablar de la palabra gluten y de cómo ésta, presente en diferentes alimentos, podría repercutir negativamente en nuestro organismo si resultáramos intolerantes. Sin embargo, lo más probable es que hayas ignorado que las tan detestables “pelotitas” que aparecen en los brazos sólo intentaban comunicarnos que padecíamos este malestar. En HolaMujer! te contamos qué otros síntomas se suman a la intolerancia al gluten, qué alimentos contienen esta proteína y por supuesto, como tratar estos famosos granitos que muchas veces nos impiden ocultar nuestros brazos:

El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentran mayormente en las harinas y cereales, que en teoría permite unir una cosa con otra. Contenidas en las semillas de trigo, y que en línea general proveen de bastante energía al cuerpo, pero que no todos los organismos tienden a tolerar, y acá te mostramos que si tienes estos síntomas comunes seguramente eres intolerante al gluten.

Lo más probable es que luego de comer comienzas a sentir dolores de estomago, o acidez; y culpas a la carne o ensalada que acabas de ingerir, pero no piensas en la pasta o pan que también degustaste. Puede que el gluten sea tu enemigo y no lo sabías, pendiente de estos síntomas:

Dolor de estómago: Es el síntoma más común de las personas que no toleran el gluten, la persona que experimenta intolerancia a esta proteína puede experimentar luego de comer gases, estreñimiento o diarrea; ya que el consumo de gluten daña el revestimiento del intestino delgado, lo que es sinónimo de una mala absorción de minerales y vitaminas.

Mareos: Luego de consumir alimentos ricos en gluten, alguien intolerante puede padecer confusión mental, y una extraña sensación fuera de equilibrio.
Trastornos de humor: El consumo del gluten por una persona intolerante a esta proteína trae consigo también irritación inexplicable, ansiedad y hasta cierto desconcierto extraño.

Migraña y fatiga: Si luego de media hora o una hora, tras comer alimentos a base de trigo, comienzas a sentir dolor de cabeza, y el patrón de repite siempre, el gluten puede ser tu enemigo y no lo sabías. Del mismo modo si sueles sentirte cansado luego de consumir estos alimentos.

Irritación cutánea: La intolerancia al gluten siempre se relaciona con enfermedades de la piel, como por ejemplo psoriasis, esta es una respuesta de la piel al sistema digestivo que pasa por un proceso que le está haciendo mal.

Fibriomialgia: Otro síntoma de que el gluten puede ser tu enemigo y no lo sabías es sentir dolor en los músculos, ligamentos y tendones; esto es un sinónimo de que tu cuerpo no procesa esta proteína.

Intolerancia a la lactosa: Tanto esta, como la intolerancia al gluten se parecen bastante en sus síntomas, si sueles no procesar los lácteos, y te sientas mal al consumirlos, puede que sea una señal que el gluten es tu enemigo.

En todo caso lo más importante es que acudas a un médico nutricionista para que este te haga los exámenes correspondientes para diagnosticar si eres o no intolerante al gluten. Lo importante es que en el mercado ya existen muchos productos “gluten Free” que harán que tu vida alimentaria no cambie tan drásticamente.

¡Te recomendamos! Desintoxicar tu organismo a través de una dieta balanceada y con alimentos depurativos, es decir, que eliminen todas las toxinas causantes de malestares. Con ello restablecerás tu cuerpo. Para comenzar, prueba haciendo una dieta líquida que te dejamos a continuación haciendo clic AQUÍ.
HolaMujer!