¿Vives enojada? ¡Felicidades! eres más inteligente que el resto

¿Siempre te dicen que estás enojada? Tú sabes que tienes buenas razones para estarlo, pero al resto les encanta complicar más las cosas y en varias oportunidades desafían tu tolerancia. Podrás decir a todos los que te molestan que ser malhumorada significa que eres más inteligente y evolucionada, agrégales que no tiene nada que ver con tu vanidad ese comentario, porque lo afirman especialistas. Ahora muchos van a querer ese humor a veces insoportable, porque resulta ser solo un efecto secundario de la inteligencia que tienes.

Eres mucho más racional que tus amigos y ellos lo saben, de hecho generalmente te encargas de bajarlos de la nube de los sueños, para que caigan a la realidad. Ves todo de forma más fría y es una de las razones por las que te llaman la enojona, a lo que tú casualmente haz respondido “realista”. No te gusta lo absurdo y te cuesta entender que haya gente que ignore ciertos aspectos mínimos. No es que los demás sean ignorantes, es que tú eres más inteligente y desarrollada según especialistas.

Una investigación guiada por Kate Harkness del departamento de psicología en la Universidad de Queen afirma que si eres una persona de las que se quejan, porque siempre estás enojada, eres más orientada a los detalles, en especial con la lectura y las expresiones faciales.

El profesor de psicología y experto en emociones, Joseph Forgas, realizó un estudio en la Universidad de Nueva de Gales del sur de Australia, que consistió en varios experimentos que buscaban manipular el estado del ánimo de los participantes por medio películas y recuerdos positivos y negativos.

Forgas llegó a la conclusión que estar de mal humor nos ayuda a pensar de forma más clara, mientras que los que se encuentran felices tienen un optimismo desmedido con las situaciones que viven. Afirmó que las personas enojadas toman mejores decisiones y son más incrédulos. También que: “Las personas malhumoradas tienen una mejor capacidad para afrontar las situaciones complicadas porque su cerebro promueve estrategias de procesamiento de la información más adaptativas”.

El profesor en su estudio también fundamentó que estar enojada mejora la capacidad de juzgar a los demás e incrementa la memoria. Además que las personas con mal humor o decaídas en ocasiones tienen mayor capacidad de argumentar sus opiniones por escrito. También, para este estudio indujeron a varias personas a estados emocionales y en uno de los experimentos encontraron que los participantes “malhumorados”, creen menos en afirmaciones sobre mitos urbanos.

Otro de los hallazgos de la investigación de Forgas arrojó que las personas que permanecen enojadas son menos propensas a  tomar decisiones basadas en prejuicios raciales y religiosos. Además, que cometen menos errores cuando hay que recordar alguna situación en la que fueron testigos. Por último, producen mensajes persuasivos más efectivos que los alegres.     

Comments

comments